Ser ciudadano de república es cosa difícil

Me alarma la cantidad de cubanos que no se encuentran inmiscuidos en el conocimiento de los aconteceres sociales, políticos y económicos del país; así como el desconocimiento total o parcial de nuestras leyes. La apatía y el descreimiento hacia las instituciones de representación ciudadana es ya algo común en amplios sectores de la población y me atrevo a decir que va en aumento. Cada día son más los entumecidos, los abúlicos, los que trascurren ajenos a las cuestiones educativas o de responsabilidad con la sociedad y el medio ambiente, los que no parecen “ciudadanos”.

Y he aquí una palabra sobre la que valdría detenernos. Ser ciudadano no es nacer, desarrollarse y morir. Ser ciudadano implica un implicarse, un participar continuo en las transformaciones del país. Un acatamiento de deberes y derechos sobre los cuales es necesario tener conocimiento, no solo para ejercerlos y recibirlos, sino también para mejorarlos o cambiarlos en el momento necesario.

No creo que nuestra Cuba tenga una organización deplorable, pero sí veo un profundo deterioro del sentir ciudadano. Muchos no encuentran en los modelos actuales una participación real y derivan en la desidia, el desgano, el “no participar” como una vía posible, sin saber que esa postura socava la integridad de la nación.

La inexistencia de una prensa plural e inclusiva, y la ausencia legislativa de caminos políticos ajenos al oficial, conllevan a que muchos cubanos elijan el apolitismo como una vía funcional, un autoenajenarse que deja en evidencia una frustración profunda. El apolítico es un ser político, pues, al no querer participar en la Res publica, revela un mal funcionamiento del aparato que ha de englobar a todos los ciudadanos bajo un mismo propósito.

El desarrollo intelectual y cultural de un sujeto debe inmiscuir el conocimiento cabal de los principios éticos y morales que rigen a las instituciones del país. Si se propaga tal desconocimiento, las instituciones se recienten con el paso de los años; pues tarde o temprano llega el instante en el que las personas que conforman las instituciones son parciales o totales desconocedores de las razones que las hicieron existir y luego funcionar.

Digo esto porque, a mi entender, la raíz de este mal se encuentra en el detrimento de la instrucción pública. El batallar educativo de la Revolución, siempre encaminado hacia la masividad, descuidó la calidad de la enseñanza. Luego del Período Especial, tras el derrumbamiento de las utopías y el cambio en la escala de valores, el contexto educacional se vio afectado por la deserción de gran parte de los trabajadores de la esfera. La implementación del programa de Maestros Emergentes —madurados a la fuerza— agravó el panorama educacional que en la actualidad está herido de muerte. Ya el problema no es quién y cómo educa, sino quién y cómo educará a los que han de educar.

Mientras prevalezca esta situación, las generaciones por venir no tendrán una educación que les permita comprender los conflictos de la nación. Decía José Martí: “ser ciudadano de república es cosa difícil, y es preciso ensayarse en ella desde la niñez”.

La ilustración, los libros, el saber; he ahí el único espacio en el que los hombres y mujeres de mañana podrían encontrar el camino que los guíe a sentirse dignos de sí y de las generaciones por venir. Cada minuto de desidia le arroja un cubo de bazofia a nuestra cultura y a nuestro pensamiento moral y ético.

Evalúe esta noticia

Comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad. Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.

  1. Avatar

    Creo, me parece, que se toca bastante superficialmente un tema tan rico y tan vasto, que daría para muchas más parrafadas. No solo al país y su gobierno (como marcadamente se quiere hacer ver), se le puede echar culpas por una verdad tan verdadera como esa del «profundo deterioro del sentir ciudadano». Es cierto que las representaciones sociales, a decir de Moscovici, han caído en otra fase que las distancia un tanto, de las que existían a principios de la Revolución cubana. No pensamos lo mismo ahora, más de cincuenta años después, pero lo justo de nuestra politica, sus leyes y conquistas, se mantienen y han de mantenerse. Echarle la culpa solo a la educación, es una manera de proyectar solo lo que nos provoca un estado emocional. Reconozco que nuestro sistema educativo tiene lagunas y desde las escuelas se cometen errores que han de superarse algún día, pero lo veo más desde la actuación humana, esa que tiende a la interpretación de la política y a tergiversarlo todo, o casi todo, «que no es lo mismo, pero es igual». Además de otras cosas. La excepción no hace la regla. A través de este texto, pareciera que se quiere un cambio político en Cuba. Pareciera que el mejor camino es el de la privatización de la educación. Pareciera que nuestro sistema político se convirtió en un enemigo, o en la causa de todos los males del ciudadano cubano. Y como que el olvido arrasó con aquella verdad tan primigenia, como, que el primer grupo social al que entra el sujeto antes de volverse individuo, es la familia. Con ello, se va conformando ya ese individuo que, en pocos años, entrará en la vida social para manifestar sus necesidades y cubrirlas, y aportar al desarrollo, también, de esa misma sociedad. Los artistas que son miembros de organizaciones con profundas raíces políticas, como la UNEAC, la A. H. S (que también es «política»), tienen la oportunidad de hacer que muchas cosas, muchísimas, puedan ser arregladas, mejoradas y hasta perfeccionadas. Lo único que no creo que se pueda cambiar, es este sistema político, ni esta Revolución, que es la de todos.

  2. Avatar

    un texto atinado, pero se podria hablar mucho mas del temo, por lo cual ya es valida su existencia. quien no se siente ciudadano no puede amar ni al pais ni a la patria, y ni pais ni patria es socialismo o revolución

  3. Avatar

    Apreciado/a Vasilymp. No creo que el reportero se refierio solo al sistema educativo, que bastante destrozado esta, volviendo a leer el reportaje, puedo asegurar que te fuiste por la tangente: REVOLUCION, como muy atinadamente dice: Ruben, y cito: quien no se siente ciudadano no puede amar ni al pais ni a la patria, y ni pais ni patria es socialismo o revolución. Vayamos por paso, pues creo que tu quieres dar una idea de algo que no es, y digo como Ud., dice: Creo, me parece,,, La A.H.S. la UNEAC no arreglaran nada, se lo digo yo que he llevado donaciones a la UNEAC, la que estaba enclavada en la calle: Onelio Hernandez, casi esquina a: Maximo Gomez, por razones que me reservo: su director me dijo que le llevara una memoria USB con 32gb, para problemas personales, hablo de los años 2007-2010, para no ser tan preciso; y Ud., lo cita como ejemplos para que muchas cosas, muchísimas, puedan ser arregladas, mejoradas y hasta perfeccionadas; por otro lado la A.H.S ha sufrido tanto deterioro interno, que no terminaria hasta dentro de tres dias contandole todo, se y conozco, que le han quitado premios a quienes en verdad se lo merecen para darselos a otros, solo por problemas de favoritismo y amistad, o me lo va a negar, (no escribo nombres pues aun estan en la Isla y no seria saludables para ellos), no para mi que puedo decir lo que quiera y por eso lo hago; no se quien es Ud., ni tampoco me preocupa, solo le dejo saber algo: si no conoce la historia no escriba el libro. Ud., dice que nuestra sistema educatvo tiene algunas lagunas, oceanos diria yo, empezando por los salarios miserables que les pagan a estos educadores, verguenza deberia darle hablar de lagunas, no se puede tapar el sol con un dedo, sabia Ud., que en 2003-2005 se hizo una encuesta en Cd. de La Habana donde se le preguntaban a los alumnos entre 7mo y 9no grado que querian estudiar y el resultado fue terrible, la mayoria cerca del 90% queria trabajar en Turismo, o en Cubana de Aviacion, la encuesta fue engavetada y sellada con siete candados, pero en nuestra Cuba todo se sabe. Ahora se le llama “laguna” al tener que repetir pruebas de ingreso a las Universidades, pues los mismos maestros la vendian en CUC, el conseguir un Diploma de 12 grado por 20 CUC, Ud., lo sabe igual que yo, y podria ponerle mas ejemplos de lo que Ud., llama: “laguna”. Pero creo que con esto es suficiente.. Piense antes de decir algo, recuerde que no todos somos iguales, y algunos mas que otros saben algunas cosillas. Para terminar el reportero no se dejo llevar por lo emocional, como Ud., alega, simplemente, CREO, ME PARECE que puso un ejemplo de lo que es ser ciudadano, un valor que nos inculco Jose Marti, no Fidel Castro, ni Raul, ni el Che, (en todo caso, estas personas solo lo repitieron), nos lo dejo alguien que supo y vio lo que venia, alguien que tenia una vision espantosa de lo que es ser CIUDADANO Y SER PATRIOTA. Alguien que vivio en el monstruo. Dijo ademas: … La justicia, la igualdad del mérito, el trato respetuoso del hombre, la igualdad plena del derecho: eso es la revolución. Y agrego: La patria no es de nadie: y si es de alguien, será, y esto solo en espíritu, de quien la sirva con mayor desprendimiento e inteligencia; y termino diciendo algo mas de Jose Marti: La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía. CREO, ME PARECE que eso fue lo que trato de decir el reportero.. Al menos yo lo veo asi; medite, piense, CREO, ME PARECE que VALE LA PENA. Coincido con Ud., este tema es demasiado largo para resumirlo solo a tres o cuatro parrafos. Gracias por su atencion. Siempre.. Jesse

  4. Avatar

    Apreciado redactor.. Hablar desde donde hablas es ser valiente y eso habla muy bien de ti, si partimos del punto o de los puntos de tu Servicio Militar Obligatorio, “El Escribano” el hecho de enfrentarte a esa bestia de hierro que en mas de una vez a la semana debes domar para que te lleve y te traiga, si pensamos en el Niagara en Bicicleta, en tus libros excelentisimos: Nacido Muerto, Las Horas Inertes, tu poemario: Soledad, por solo citar algunos logros; ya, de por si te haces grande; ahora leyendo y re-leyendo tus blog’s tu forma de mostrarnos lo que tu ves que nosotros no podemos ver, y repito el que tenga ojos para leer pues se pueden escribir muchas cosas, pero solo decir varias sonseras. El que descubra tu lucha diaria con el dia a dia, con tu melena suelta abatiendose al viento y el permitir que algunos te miren de soslayo; el tomar el “transporte”, que no creo sea una experiencia para dilcificar, chocar con dos personas encerradas en una misma, tu y el poeta, tu y el hacedor de sueños, tu y el que juzga; tu y el juzgado. No es facil lo reconozco, y reconozco ademas que luchar contra uno mismo es agotador, sumale el tener que luchar con todos estos y mas que no te mencione, debe ser estresante. Pero, eso no fue para hablar de ti, aunque el pre-ambulo bien vale la pena. Comienzo.. Heriberto, en Cuba, en nuestra Cuba se ha ido perdiendo todo, desde las costymbres mas enraizadas hasta las las que le hemos pedido prestadas al vecino mas cercano, ej: el reggaeton. No te asombres y se que no lo haces, de que nadie sienta ese “profundo deterioro del sentir ciudadano. No existe y es simple, quizas lo olvidaste, quizas eras muy joven o aun no habias nacido, -no lo se, soy muy malo para las matematicas-. Yo nacie en pleno 1965, primero años de la tan famosa Revolucion, en aquellos tiempo no existian la propiedad, y todo era del proletariado, busca en las antiguas Revistas Bohemia. Difiero de Moscovici, los patrones a seguir ahora eran los de hace 50 y picos años atras, NOS PROGRAMARON como se programa un robot, y el que decia o hacia algo contrario a los que nos habian implantado, eramos, fuimos y seguiremos siendo DESECHADO. Nunca nadie se preocupo por una escuela ni por un hospital, se dio, como loco, a construir, sin dares cuentas que despues no tendriamos para mantener lo que teniamos ni mantener lo recien creados, el resultado fue funesto, ahi estan las escuelas en el campo que no me dejan mentir, esta el Hospital Infantantil de Bayamo,(del que supe en esta misma pagina), y el de Ciego de Avila, (del que nunca mas he vuelto a saber). No coincide contigo cuando dices: Muchos no encuentran en los modelos actuales una participación real y derivan en la desidia, el desgano, el “no participar” como una vía posible, sin saber que esa postura socava la integridad de la nación.. Te aclaro, no es desidia, como llamarias a quien sembrara arroz en una playa. ??. Eso es lo que le pasa al Cubano, ha dicho tantas veces lo mismo, y tantas veces caer sus palabras al abismo que decirlas una vez mas, resulta repugnable y desagradable ante sus mismos ojos. He estado en reunions, que el mismo que preside la misma ha dicho: Otra vez con lo mismo, y a agregado: que quieren que haga, la respuesta debe venir de arriba, eso no esta en mis manos, cuando tenga la solucion se las dejare saber, para ser reiterante recalco: la solucion viene de arriba, imagino sea de parte de Dios, y cuanto tenga la solucion en mis manos, les dejo saber, es una pregunta, respuesta que puede durar 3 dias como 3 años.. No todo el Cubano no es desidioso de por si, el cubano se cansa de que le metan el dedo en la boca, que es otra cosa. Si protestas por algo estas en contra, porque debias ir por los canales adecuados, si no lo haces eres un carnero, un guanajo o una foca; si rehusas a hacer algo, te obligan y te señalan como disidente, subersivo y te culpan de estar creando el descontento en lugares publicos y gente asi debe estar en Canaleta. Hemos perdido valores, lo reconozco, como dije antes; antiguamente se decia algo mas o menos asi: quien es tu hermano, tu vecino mas cercano.. Ahora tu hermano real es tu enemigo, imaginate tu vecino.. Hemos perdido tanto.. Por otra parte: se revela un mal funcionamiento del aparato que ha de englobar a todos los ciudadanos bajo un mismo propósito. Repito, el aparato existe, y en verdad funciona y funciona muy bien, solo que incluye dos UNICOS sistemas. O eres del PCC o no eres de los mio, asi de simple. Somos o no somos, estas o no estas, eres o no eres, esta tan claro.. **El desarrollo intelectual y cultural de un sujeto debe inmiscuir el conocimiento cabal de los principios éticos y morales que rigen a las instituciones del país**.. Heriberto de que me estas hablando: lo que comienza y termina con asterisco, (**), es pura ciencia ficcion, son estos mismso individuos los que tienen que darnos el ejemplo y no lo hacen, a Elian Gonzalez en su cumpleaños le mandaba el mismisimo Comandante un pastel, preguntale a tu hijo cuando el Primer Secretariao del PCC en tu municipio Venezuela le ha mandado un mantecadito.. Entonces no puede existir igualdad cuando quienes tienen que dar el ejemplo no lo dan. Lo de los Maestros Emergentes no es nuevo, se trato en ciertos años la Brigada Manuel Ascunce Domenech, los alumnus de grados superiors debian convertirse a la fuerza en maestros de los alumnos de grados inferiors, conoci un caso de una vecina mia, unas notas todas de 100, de hecho estudio en la Vocacional Lenin de Camaguey, la obligaron, a que si no firmaba para dar clases la echarian de la escuela, y ella solo aspiraba a ser Licenciatura en Ciencias exactas. Ella salio corriendo en busca de su padre Alfonso, y regreso con el a la escuela Vocacional Lenis, el cuento lo cambiaron por complete: quee le habian pedido de favor que si ella les podia ayudar y bla, bla, bla como dice un amigo: verborrea barata; ella dijo que no, y ahi se acabo el tema, este cuento salio a colacion por los maestros emergentes, por los enfermeros con el mismo calificativo “emergentes”. Puede alguien jugar con la salud ??, claro que se puede, ahi tienes el caso, entonces y a modo de resumir, el cubano se ha cansado de todo y de todos, la unica preocupacion real del cubano de hoy en dia es la comida y que el niño se lleve su merienda. No hablare de las escuelas ni de nada mas, al final nos damos cuenta que el arbol tiene podridas las raices y de ahi en lo adelante solo es cuestion de tiempo y esperar. La raíz de este mal se encuentra en el detrimento de la instrucción pública, claro que lo esta y coincido contigo en todo, como siempre sucede, aunque a decir verdad en nuestra Cuba existen tantos males, que ya lo dijo Jose Marti: Patria es ara y no pedestal. Se vive para servirle y no para servirse de ella. Como sabia ese Jose Marti.. Con un fuerte abrazo.. Jesse,